El ajo: más que sabor, un aliado en la salud

ajo-alimento-magico
Spanish

Por: Sara Saldarriaga

Allium sativum es el nombre científico del ajo, un cultivo muy antiguo que muchos amantes de la cocina utilizan como condimento por su fuerte y característico sabor.  El ajo ha sido famoso, no solo por su uso en el arte culinario, sino también por formar parte de los remedios caseros más comunes para el resfriado o incluso como antibiótico  tópico colocándolo en alguna herida. Además, se ha considerado como un poderoso desinflamatorio natural, por lo que es utilizado dentro de la dieta cardioprotectora. 

Desde la época de los egipcios a esta planta se le han atribuido propiedades medicinales e incluso existe una variedad de recetas tradicionales para combatir la depresión, la hipertensión y las verrugas.  Sin embargo, el alcance de este alimento no termina allí.  Según un artículo publicado en The Journal of Nutrition, el consumo de ajo de forma regular (en una porción de 5 gramos diarios) puede interferir en la expresión de 7 genes que se relacionan con la inmunidad del organismo y otros aspectos como la muerte celular y algunos tipos de metabolismo en las células. Esto quiere decir que el consumo de ajo  actúa positivamente en la expresión de la inmunidad del ser humano contra el cáncer y aunque no se puede considerar como un solo factor para combatirlo, es gratificante conocer que apoya su prevención. 


Cómo incluirlo

Probablemente lo prefieras cocido en alguna preparación, aunque está permitido ingerirlo crudo. Lo que no debemos hacer es quemarlo. Muchas veces lo echamos al fondo de la olla con aceite muy caliente. Seguro te ha pasado. Pero ya sabes, mejor vigila que no se ponga negro porque para entonces habrá perdido mucho de su valor nutricional. Los posibles usos del ajo son extensos: desde añadir al arroz y a cualquier tipo de menestra o carne, hasta integrarlo en una vinagreta. Lo mejor de todo es que es un gran aliado en nuestras cocinas, porque además de aportar un sabor exquisito a lo que prepares, es uno de los protectores contra el cáncer.