Comer chocolate nos hace más inteligentes, sanos y felices

Comer chocolate con rico contenido de cacao, bajo en grasa y azúcar, conlleva efectos positivos para la salud
Spanish

Ya sea en barra o líquido, frío o caliente, el chocolate tiene grandes beneficios sobre la salud física y mental. Numerosas investigaciones así lo han demostrado, por lo que cada vez más profesionales de la salud recomienden su ingesta con moderación, y en las versiones con bajo contenido de grasa y de azúcar.

Atrás han quedado algunos mitos relacionados con el consumo de este alimento, como que las personas muestran mayor predisposición a padecimientos como el acné, la obesidad, las caries y la migraña. No existe evidencia científica que sustente estas creencias.

Lo que sí se ha comprobado es que sentirse feliz y con más energía, así como tener mejor salud cardiovascular y concentrarse con facilidad, son algunos de los efectos positivos que conlleva consumir este alimento, que resulta de la mezcla de azúcar, grasa y la masa del cacao. 

A continuación te enumeramos algunos estudios que revelan las ventajas, en caso de que se te antoje este pequeño placer.

Te hace más inteligente 

Un equipo de científicos de la Universidad de L'Aquila (Italia) descubrió que una dosis diaria de cacao sirve para contrarrestar los distintos tipos de deterioro cognitivo. El estudio, publicado en la revista Frontiers in Nutrition, relacionó la ingesta del alimento a una mejora en la memoria de trabajo y en el procesamiento de información visual. 

La investigación señaló que aunque el cacao resulta más beneficioso en las personas con deterioro congnitivo leve o inicio de pérdida de memoria; para las personas sanas, podría tener un papel protector en el rendimiento cognitivo.

Los resultados de un estudio,desarrollado por la Universidad de Australia del Sur y publicado en Science direct, determinaron que las personas que consumen chocolate al menos una vez por semana mostraron puntuaciones más elevadas en todos los ámbitos cognitivos respecto a aquellas que lo hacían rara vez o nunca. Esto se pudiera explicar en el hecho de que los flavonoides del cacao podrían mejorar el estado de alerta y, también, los procesos mentales. 

Bueno para el corazón

El cacao tiene efectos protectores para el corazón. Según un estudio realizado por el British Medical Journal y presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, tomar chocolate reduce en casi un tercio el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca.

Un amplio estudio difundido en Heart, una publicación del British Medical Journal (BMJ), comprobó que el consumo moderado de chocolate se asocia con un riesgo significativamente menor de sufrir fibrilación auricular (FA), la arritmia más frecuente y riesgosa. La investigación, llevada a cabo por científicos de la Escuela de Salud de Harvard (HSPH), explica que esto el caco posee un alto contenido de flavanoles, el principal tipo de flavonoide que, además de tener efectos antioxidantes, tiene potencial influencia sobre la salud vascular al promover un buen funcionamiento de los vasos sanguíneos.

Pero la cosa no acaba ahí. Otro trabajo de la Universidad de California, reseñado también en la prestigiosa publicación Journal of the American College of Cardiology, asegura que el consumo diario de flavonoides, presentes en el cacao, duplica el número de células angiogénicas circulantes (CAC) en la sangre. Estas células reparan y mantienen los vasos sanguíneos, lo que sirve como barrera al desarrollo de las enfermedades cardiovasculares.

Otros beneficios

Por si estas ventajas no resultaran un estímulo para comer chocolate, también está demostrado que el alimento es antioxidante y antiestresante. Además, científicos británicos de la Universidad de Northumbria demostraron que comer chocolate mejora las habilidades numéricas.

¡Y también sirve para la belleza! El chocolate es ampliamente utilizado en mascarillas faciales, capilares y corporales, debido a que es uno de los mejores aliados para prevenir el envejecimiento prematuro de las células por su contenido de antioxidantes. 

Pero ¡mucho cuidado! No se debe abusar en su consumo y hay que optar por una versión saludable, es decir, la que tenga mayor contenido de caco y menos azúcar y grasa saturada. El más recomendable es el chocolate oscuro y amargo.  También es fundamental considerar que para sacarle el máximo provecho a los beneficios del caco, debes procurar una de alimentación equilibrada y actividad física habitual.